ENLACES MÁS FUERTES ENTRE ITALIA Y COMARCAS CATALANAS

Delegación diplomática del Estado Italiano a Playa d’Aro: una realidad a soporte de turistas y residentes y de refuerzo de las relaciones comerciales.

“Colaboramos con la CCIB para ampliar las relaciones comerciales y difundir sus valores”

La presencia institucional italiana vuelve al territorio de Girona gracias al abogado y vicecónsul honorario Emanuela Carmenati, presidente de la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona entre 2012 y 2016. Acompañada por el actual presidente de la Cámara, Igor Garzesi, el abogado ha inaugurado la nueva sede del viceconsulado honorario en Playa d’Aro, en avinguda de la Pau, 26.

Se habla de vuelta porque el precedente consulado cerró en 2014, decisión argumentada por la llegada de la TAV que ha facilitado alcanzar el consulado general de Barcelona. La actividad de la vicecónsul se dedica en particular a los 3.500 italianos que se estiman vivir en la zona, por lo que se refiere al envío de pasaportes, documentos oficiales y ayuda en caso de problemas.
Pero la representación italiana en el territorio va más allá. Los enlaces empresariales entre Cataluña e Italia generan flujos de intercambios económicos de considerable importancia, como el mismo presidente de la CCIB Igor Garzesi afirma. Diplomacia y economía van juntas para incentivar las relaciones comerciales, culturales e institucionales que multiplican las posibilidades de intercambio entre los dos países.

Marca de calidad gastronómica

El encuentro ha sido también una importante ocasión para remarcar todas aquellas actividades de promoción del Made in Italy organizadas por la CCIB. Ejemplo indicativo está representado por el marco “Ospitalitá Italiana”, que identifica y reconoce los restaurantes que, además de proponer una imagen y propuesta gastronómica italianas, utilizan productos de calidad DOP e IGP del Bel Paese, como quesos, embutidos, vinos y aceites de oliva.
En el territorio de Girona en Sant Feliu de Guixols, pionero del marco desde hace el 2012, está La Locanda di Nonna Flo, inaugurada en 2003 por Francesco Desiderio. Emanuela Carmenati va a entregar al propietario del establecimiento el reconocimiento por la campaña solidaria organizada el año pasado con otros comerciantes, a través de la cual se recogieron ayudas para las poblaciones afectadas por el seísmo de Amatrice.Una presencia activa y dinámica la de la delegación italiana en Cataluña, que responde a las necesidades de ciudadanos y empresas de una movilidad e de intercambios económicos y culturales facilitados dentro del contexto europeo.

Otras publicaciones

Dejar un Comentario