EL MUNDO: “AUMENTAN LOS RESTAURANTES ITALIANOS CON UN SELLO DE CALIDAD POR USAR PRODUCTOS DE SU PAÍS”

logo-el-mundo

En ocasión de la Primera Semana de la Cocina Italiana en el Mundo, el periodico “El Mundo” dedica un articulo al sello “Ospitalitá Italiana” otorgado por la Cámara de Comercio Italiana – Barcelona a los restaurantes italianos que garantizan el respecto de los estándares del sello Ospitalitá Italiana, con el objetivo de valorizar la cocina italiana en el extranjero. 

“Desde hace unos cinco años, la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona concede el sello “Ospitalitá Italiana” a aquellos restaurantes que trabajen con un 95% de productos de este país y cuyo cocinero haya recibido una formación mínima de un año en Italia. “Somos muy exigentes con estos requisitos” explica Federica Falzetta, secretario general de la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona quien destaca que son los locales los que propinen conseguir este sello de calidad para así poner una placa en su puerta. De esta forma, los clientes saben que van a consumir productos típicamente italianos, como aceite, vinos o quesos, en los platos elaborados.

El sello ‘Ospitallitá Italiana’ se creó en 1997 en Italia para certificar servicios turísticos de los hoteles de ese país pese a que con los años se amplió a otro tipo de negocios hosteleros. En 2009 esta certificación de calidad se extiende por los restaurantes del mundo, empezando por el continente americano, principalmente para garantizar la autenticidad de aquéllos que se anuncian como típicamente italianos. Más de un año más tarde el sello se empezó a conceder en Barcelona a restaurantes ubicados en la zona. En 2010 se entregaron siete certificaciones de 45 candidaturas que deben superar los exigentes requisitos y este año el número de restaurantes con esta distinción concedida por la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona ha llegado a los 30, en su mayoría en Barcelona, aunque también hay en Girona, Tarragona, Alicante y Mallorca. En Madrid hay 27 locales con este certificado.

Desde la Cámara se tiene la percepción de que los restaurantes se han dado cuenta del prestigio de esta certificación, ya que los que la han conseguido en años anteriores han pedido renovarla por lo que han de volver a pasar estrictos controles que repasan la cocina, la carta, la propuesta gastronómica o los productos que se usan. “Abrimos literalmente sus neveras para ver los alimentos” afirma Falzetta. La institución elabora una guía con los locales seleccionados y les concede una placa en una ceremonia con los seleccionados. El objetivo del proyecto de Ospitalitá Italiana es desarrollar y promocionar las tradiciones de los productos agroalimentarios italianos, la valorización de la cultura enogastronomica de este país y la valorización de la imagen de sus restaurantes en el extranjero. Además se crea una red internacional que permite la realización de eventos promocionales de las excelencias productivas italianas. En este sentido, este año hubo una colaboración entre la Cámara y los restaurantes con el sello cuando se recaudó fondos para los afectados por el terremoto del pasado agosto. Una parte del plato de “pasta all’Amatriciana”, típico del pueblo de Amatrice, epicentro de la tragedia, se ha destinado a la Cruz Roja.

En este sentido, la Cámara colabora en la primera Semana de la Cocina Italiana en el Mundo que se celebra entre el 21 y el 27 de noviembre en ciudades de 100 países, entre ellas Barcelona, organizando un “aperitivo italiano” el próximo martes, con degustación de productos y la presentación sobre cocina veneciana. Esta semana de la Cocina Italiana en Barcelona está organizada por el Consulado General de Italia y el Instituto Italiano de Cultura de Barcelona y cuenta con una docena de actividades que van desde los puramente gastronómicos con degustaciones, cenas o talleres para grandes y pequeños, como uno con café y otro con crema de cacao, así como otros más culturales con proyecciones de películas y documentales, exposiciones de fotografías sobre el Parmigiano Reggiano o presentación de libros. También habrá espacio a la solidaridad con una cena de gala organizada por la Casa degli Italiani para recaudar fondos para las poblaciones de Italia central afectadas por los terremotos de agosto y octubre. Además, se han invitado a cocineros italianos a que elaboren platos típicos de Nápoles. La Accademia Italiana della Cucina de Barcelona también ha preparado una cena gastronómica en un restaurante certificado para rendir homenaje a los platos menos conocidos de la cocina italiana.

“Creemos que Barcelona es una ciudad ejemplar en la que aplicar esta iniciativa ya que comparte mucho con la cultura de la valorización de los productos gastronómicos autóctonos y la tradición culinaria de Italia, gracias al nexo común del Mediterráneo”, ha afirmó Stefano Nicoletti, Cónsul General de Italia quien remarcó que la cocina es uno “de los signos distintivos de la cultura italiana” además de “un diálogo entre pueblos”.

De Gérmán González

Fuente: El Mundo

Otras publicaciones

Dejar un Comentario