Caso Repsol: El arbitraje internacional será un proceso largo y costoso

Nuestra nueva socia, el Abogado Neus Estévez, especializada en comercio exterior, nos señala un interesante articulo de http://arndigital.com/ donde analiza el Caso Repsol y el arbitraje como una de las soluciones posibles.

Tras la decisión de Argentina de expropiar YPF, ya se ha puesto en marcha la maquinaria jurídica para resolver el conflicto. El proceso será largo y costoso para la multinacional española.

La primera consecuencia de la expropiación tuvo su reflejo en el Ibex 35. Según explica Javier Martín, analista de JM Kapital, se produjo cuando la Bolsa había llegado al cierre con una subida de más de un 2%.

A las 17:32 salió el anuncio de la expropiación de YPF, dentro de los cinco minutos de subasta posteriores al cierre en los que los grandes se acaban de cruzar órdenes y los institucionales cierran sus operaciones, así que hubo quienes pudieron deshacer sus posiciones, “con lo que al que no tuvo agilidad, le pilló la caída”. Como se puede ver en el gráfico, “de subir más de un 2% al cierre, el Ibex acabó plano con esta corrección”, señala Martín.

El arbitraje internacional, largo y costoso

La batalla ahora se libra en el plano jurídico, un combate que se puede extender en el tiempo, según los expertos. Brufau ya ha anunciado que Repsol demandará a Argentina ante el Banco Mundial, que regula en este tipo de disputas a través del CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones). Argentina es precisamente el país más demandado ante este órgano.

Repsol pedirá a estas instancias de arbitraje internacional una compensación por daños de 8.000 millones de euros, tras valorar en 18.300 millones de dólares el valor de la compañía.

Sin embargo, esta vía de la mediación puede convertirse en un camino infructuoso en el corto plazo.

Neus Estévez, del bufete E.S.A. & Partners, opina que “ante las expropiaciones, una de las vías posibles es acudir a los mecanismos internacionales de arbitraje, pero suponen un proceso largo y costoso”.

Según esta abogada especializada en comercio exterior, la resolución jurídica es muy complicada. “Lo que aprovecha la presidenta Kirchner es que estas resoluciones son muy largas, y cuando lleguen a resolverse, ella ya no estará en el poder”, apunta. Destaca también el momento en el que se produce este anuncio: “La decisión política de Argentina puede responder a que necesita dar a sus electores una noticia que distraiga a la opinión pública”, opina Estévez.

Si no se acude al arbitraje internacional, Repsol puede intentar interponer un pleito y pelear directamente en los tribunales nacionales, “pero mucho recorrido no hay”.

El papel de la Unión Europea

La primera reacción de Europa ante la expropiación de YPF ha sido la protagonizada por la Comisión Europea, al calificar de “ilegal” la decisión argentina. Bruselas, además, ha suspendido la reunión que tenía prevista para este jueves y viernes del comité de cooperación entre la Unión Europea y Argentina en Buenos Aires.

Una vez que Repsol denuncie, el gobierno español se puede plantear además pedir a la Comisión Europea medidas restrictivas (de retorsión, en el Derecho Mercantil Internacional) contra Argentina de aplicación en todos los países de la Unión.

“Por experiencia, imagino que cada país intentará salvar la ropa”, añade Neus Estévez. “Las empresas españolas siguen teniendo intereses en Argentina, así que procurarán que no se vean afectados en todo este proceso”.

Fuente: http://arndigital.com/

Otras publicaciones

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.